Todo comenzó con una idea

Sobre Ayres del Soto

Todo comenzó con un una idea… Un día de paseo con los chicos en un ataque de sinceridad les hablé que desde siempre me rondaba la idea de abrir un restaurante. A ellos enseguida les gustó la idea… y comenzamos a hablar de qué platos tendría el menú, que si las empanadillas recordando Argentina, que si las hamburguesas, que si los pasteles…

Yo pensaba que todo quedaría ahí, en una idea y una conversación entre madre e hijos una tarde de verano pero no;  tanto Mica como Guido se pusieron en marcha. Las semanas siguientes me hablaban de platos, bicicletas como transporte del futuro, de cuál sería el mejor lugar en Pamplona, de si la tía Paola podría ayudarnos…

Así de una manera inesperada, esa idea se convirtió en realidad, el resto fue mucho esfuerzo, empeño y trabajo hasta el día de hoy.

Concebimos AYRES DEL SOTO, como un gastrobar lleno de excelentes sabores donde el mismo ambiente colorido y joven nos transporta a un entorno de innovación en el que conviven tradición, sostenibilidad y tecnología.

Nuestro deseo es ser un lugar de encuentro para todos donde se disfrute  de un buen plato, de una buena charla y  mientras  se mira hacia adelante con espíritu de innovación y superación.